¿Cómo funciona el Reiki?

Estamos vivos gracias a la fuerza vital que fluye a través de nosotros. La fuerza vital fluye dentro del cuerpo físico a través de rutas llamadas chakras, meridianos y nadis. También fluye alrededor de nosotros en un campo de energía llamado aura.

La fuerza vital nutre los órganos y las células del cuerpo apoyándolos en sus funciones vitales. Cuando este flujo de fuerza vital es interrumpido, causa funciones disminuidas en uno o más de los organismos y tejidos del cuerpo físico.

La fuerza vital responde a nuestros pensamientos y sentimientos. Se interrumpe cuando aceptamos ya sea consciente o inconscientemente pensamientos o sentimientos negativos acerca de nosotros mismos.

aprender reiki

Estos pensamientos y sentimientos negativos se adhieren al campo de energía y causan una interrupción del flujo de fuerza vital. Esto disminuye la función vital de organismos y células del cuerpo físico.

Como puede ayudar a sanar el Reiki

El Reiki sana al fluir a través de las partes afectadas del campo energético y cargándolas de energía positiva. Aumenta el nivel vibratorio del campo de energía en y alrededor del cuerpo físico donde los pensamientos y sentimientos negativos están adheridos.

Esto causa que la energía negativa se separe y se vaya. Al hacer esto, el Reiki aclara, fortalece y limpia las rutas energéticas; permitiendo así el flujo de la fuerza vital de forma saludable y natural.

¿Todos los practicantes usan Reiki?

Todos los practicantes usan la fuerza vital o Ki, pero no todos usan Reiki. Reiki es un tipo especial de fuerza vital que solo puede ser canalizada por alguien a quien le ha sido transferida. Es posible que algunas personas nazcan con Reiki o lo hayan obtenido de alguna otra forma. Sin embargo la mayoría de los sanadores que no han recibido la armonización Reiki de parte de un maestro, no están usando el Reiki, sino otro tipo de fuerza vital.

Las personas que ya están haciendo trabajo de sanación consistentemente reportan un aumento de al menos el cincuenta por ciento en sus energías curadoras después de haber tomado el entrenamiento Reiki.

Yo verifique esto cuando comencé a enseñar Reiki. Habían dos practicantes clarividentes que sabía tenían habilidades altamente desarrolladas. Ellos podían ver con facilidad la fuerza vital fluyendo a través del cuerpo de una persona, al igual que podían ver el aura y los chakras. También se podían comunicar con los guías y seres superiores de las personas.

Eran hábiles para sacar la energía psíquica negativa del cuerpo al igual que para canalizar las energías sanadoras. En mis veinte años de trabajo metafísico, ellos han sido los sanadores psíquicos más precisos y efectivos que he conocido.

Después me dijeron que habían dudado que hubiera algo que yo enseñara que no pudieran hacer ya, pero que tomaron el entrenamiento Reiki de todas formas, simplemente para apoyarme en mi nuevo trabajo. Después de la armonización estaban sorprendidos de la diferencia que sentían entre las energías sanadoras que habían estado usando y el Reiki. Dijeron que las energías del Reiki eran más poderosas y de una frecuencia mucho mayor.

También notaron que el Reiki no tenía que ser guiado como las otras energías sanadoras que estaban usando y que las energías del Reiki comienzan a fluir sin tener que ingresar a un estado alterado. También indicaron que el proceso de armonización mismo era una poderosa experiencia de sanación liberando restricciones relacionadas con su trabajo sanador que sin saberlo adquirieron cuando fueron practicantes en vidas pasadas. Estaban muy felices de haber tomado la clase.

El Reiki nunca causará daño

Dado que el Reiki es guiado por la conciencia divina, nunca puede causar daño. Siempre sabe lo que la persona necesita y se ajusta a si mismo para crear el efecto apropiado. Uno nunca necesita preocuparse de si debe dar Reiki o no. Siempre es útil.

Además dado que el/la practicante no dirige la curación y no decide en qué trabajar o qué curar, el/la practicante no corre peligro de tomar el karma del cliente. Debido a que no esta realizando la sanación, además es mucho más fácil que el ego se quede fuera de la ecuación y permita que la presencia de Dios (como cada quien lo nombre o llame a ese Poder Universal Inteligente) brille claramente.

La Energía nunca se acaba

Gracias a que es una curación canalizada, las energías del practicante de Reiki nunca se agotan. De hecho la conciencia del Reiki considera que tanto el practicante como el cliente necesitan curación, así que ambos reciben tratamiento. Gracias a esto el dar un tratamiento siempre incrementa la energía propia y te deja rodeado de sentimientos positivos y de bienestar.

4 Comments

  1. si quiero retomar reiki tengo 3 nivel hace años que no lo pratico con pacientes pero si esta tod presente en mi gracias hacer un reciclaje

  2. Excelente todo lo que escribÍs de REIKI, soy reikista también y me gusta leer todas tus publicaciones son muy certeras y todos pueden entender. Una hermosa forma de difusión

  3. Excelente y muy relajante yo apenas estoy comenzando y me siento mejor y muy consciente que me falta muchísimo, me siento mejor

DEJA UN COMENTARIO, Y COMPARTE, GRACIAS: